¿Quieres saber cómo mejorar la motivación laboral y, por tanto, la productividad en la empresa? En este artículo te lo explicamos. ¿Necesitas ayuda? Contáctanos.

La motivación laboral es uno de los ejes claves para las empresas actuales. A través de distintas estrategias se busca incentivar a los trabajadores de la compañía para que mejoren su rendimiento dentro de ella. Esto genera mayor productividad y más ganancias, lo que permite un desarrollo sostenido y exponencial de la empresa.

 

¿Qué es la motivación laboral?

 

La facultad que tiene una empresa de mantener a su equipo de trabajo concentrado e implicado en rendir al máximo de sus capacidades es definida como motivación laboral. De este modo será más fácil alcanzar objetivos y poder plantear metas más optimistas a corto, mediano y largo plazo.

 

Tipos de motivación laboral

 

Existen tres tipos de motivación laboral. El primero está relacionado a su origen, el segundo al estímulo percibido y el tercero al nivel de necesidad.

 

Origen de la motivación

 

  • Intrínseca: Esta motivación es generada a partir de factores internos de la persona. En este sentido la empresa no puede ejercer influencia.
  • Extrínseca: Está relacionada a la  motivación laboral que es inducida por elementos externos al sujeto (reconocimientos o aumentos salariales). Aquí es donde la compañía debe generar acciones que incentiven la motivación del empleado.

 

Carácter del estímulo percibido

 

  • Motivación positiva: Se da en situaciones en las que el factor motivador se genera con un premio o recompensa.
  • Motivación negativa: En estos casos se asocia a la motivación con una amenaza o castigo.
  • Nivel de necesidad
  • Motivación primaria: Es cuando el trabajador actúa para satisfacer sus necesidades básicas.
  • Motivación social: Se da en ocasiones donde la actuación de la persona está motivada por querer ser aceptado por un grupo social.

 

Técnicas para mejorar la motivación laboral

 

La motivación laboral consta de múltiples métodos y herramientas que pueden utilizarse.

A continuación podemos ver las distintas técnicas para motivar que ocupan las empresas: 

  • Establecer objetivos: debes fijar una serie de objetivos para tus trabajadores, es decir, qué esperas de ellos. De este modo, ellos sabrán qué y cómo deben hacer sus tareas. 
  • Fijar roles: cada uno de tus trabajadores debe tener una función clara y específica. 
  • Flexibilidad: las imposiciones laborales estrictas generan malos ambientes. Trata de ser flexible con los horarios laborales y los descansos. 
  • Confianza: el personal debe percibir que depositan confianza en ellos, para sentirse más seguros en el día a día laboral. 
  • Interés y preocupación: demuestra que te preocupan e interesan tus trabajadores. Pregunta sobre sus hobbies, familias, etc, pero también recuerda estar al tanto de si cuentan con las herramientas de trabajo necesarias. 
  • Reconocimientos: hazle saber a tu trabajador cuando hizo algo bien. Felicítalo y gratifícalo.
  • Recreación: dedica y organiza tiempos de recreación para el personal. Esto mejorará y renovará los vínculos sociales en tu empresa.
  • Respeto: el trato respetuoso entre pares es uno de los grandes pilares para motivar a los empleados.

 

En Ideas te ayudamos a mejorar la motivación laboral

 

Si te interesa formar a tu empresa y constatar con tus propios ojos cómo influye la motivación laboral, ¡Contacta con nosotros! En Ideas te ofrecemos cursos y capacitaciones dictadas por los mejores profesionales. Además, gestionaremos la bonificación del 100% del curso a través de los créditos que la Fundación Tripartita entrega en todo el país. Si tienes preguntas, no dudes en consultarnos, con gusto responderemos tus inquietudes.

Para obtener más información, puedes hablarnos al 971 721 154 o escríbenos a través del botón de WhatsApp que encontrarás abajo a la derecha.

Contáctanos